MVMEDIOS: INvite - Club de Lectores - Casa ETC. - Nuestro Mar - En Sociales


ARQUITECTURA

septiembre/2017

CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso

Casa AV:

VOLUMEN SILENCIOSO

Una arquitectura limpia, de líneas puras, donde se le da mucha importancia a la luz natural es el sello de este proyecto emplazado en Marbella. El entorno se hace parte de esta casa que desde lo alto domina el Océano Pacífico.

Por Francisca Cafati De Giorgis / fotografías gentileza arquitecto Cristián Romero
CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso

“El proyecto intenta ser silencioso, un volumen neutro que protege la privacidad de sus habitantes”, comenta Cristián Romero, el arquitecto de esta casa. Por lo mismo la vivienda presenta un respeto por la horizontalidad que predomina en todos los niveles. Esto permite que el mar pueda ser visto desde el interior como también desde el exterior. La casa AV se encuentra emplazada en un sitio de pendiente pronunciada. Se trata de un terreno accidentado justo en la proximidad de una quebrada que mira hacia el sur y no directamente al mar.
Lo que se convirtió en un gran desafío para su arquitecto, quien resolvió el problema rotando parcialmente la orientación, desplazándola de tal manera que enfrente directamente al Océano Pacífico.

CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso

Destaca la rampa de acceso que funciona como un elemento independiente, que comunica la calle y el estacionamiento con el volumen de la casa. “El requerimiento de un acceso por medio de la rampa resulta ser una oportunidad arquitectónica: para que la inclinación de la rampa permita movilidad y libre recorrido fue necesario establecer un distanciamiento entre el volumen de la casa y la calle”, comenta Cristián.
Su cubierta habitable es un espacio cuyo acceso se encuentra por detrás del muro de la fachada principal. Esta se vincula al resto de la vivienda por medio de un recorrido constituido por la rampa y el hall. De esta forma el recorrido ascendente remata en la horizontalidad de la cubierta, desde donde se posibilita un lugar de contemplación al mar abierto.
El acceso interior a la vivienda se encuentra en un nivel de altura medio; bajo el nivel de la calle y sobre el primer piso. Al entrar a la casa se encuentra el hall con un balcón que vincula visualmente este espacio con el living-comedor de doble altura. El balcón permite, además, la vista hacia la costa. En el nivel de acceso se ubican los dormitorios más privados, cada uno con terrazas y baños en suite. En el primer piso están otras dos habitaciones, próximas a una salita común. El primer piso cuenta con el living-comedor, la cocina y un dormitorio de servicio.
El material utilizado para la construcción de la casa es hormigón armado, se escogió este material porque es resistente y permite que la obra pueda soterrarse. Estructuralmente se adecua a la pendiente y genera grandes luces. Además, a juicio del arquitecto es un material fácil de manejar, llega líquido a la obra y que con moldaje de tabla aparece en sólido aprovechando su textura.
Al pintar la casa de blanco se adecua a la normativa del condominio donde está inserta, pero además se busca potenciar una atmósfera lumínica que predomine en todos los recintos al interior de la casa, complementado con lucarnas y patios de luz. La luz es un elemento fundamental.
También destaca la cubierta que se proyectó como un espacio habitable, cuyo acceso se encuentra por detrás del muro de la fachada principal. Esta se vincula al resto de la casa por medio de un recorrido constituido por la rampa y el hall. De esta forma el recorrido ascendente remata en la horizontalidad de la cubierta, desde donde es posible contemplar el mar.
De esta manera, la casa AV se dispone de forma soterrada para integrarse de manera armónica al entorno y dejando que el paisaje inunde su interior.


CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso