MVMEDIOS: Club de Lectores - Casa ETC. - Nuestro Mar


PATRIMONIO

/Abril 2019

CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso

Playa Ancha

Un Recorrido por la “República Independiente”

El cerro más grande de Valparaíso posee hermosas casas antiguas, el balneario Las Torpederas y el Cementerio N°3, entre otros atractivos donde se conjugan historia, patrimonio y turismo.

Texto: Maureen Berger H. Fotos: Mónica Barison
CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso

La denominación de Playa Ancha para este sector de Valparaíso no tiene relación con el significado común de la palabra playa. “El nombre deriva de la explanada, ubicada en el otrora ‘Campo de Marte’ y que correspondería al viejo sector El Parque, donde hoy están el Estadio Elías Figueroa Brander, el Parque Alejo Barrios y las dependencias de las universidades de Playa Ancha y de Valparaíso, más la Escuela Naval Arturo Prat”, explica Héctor Vásquez, vecino e historiador, y autor de “Playa Ancha: Fortaleza Defensiva de Valparaíso en el Siglo XIX”.

CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso

Originalmente algunos terrenos fueron propiedad de Guillermo González de Hontaneda, quién -a petición de Diego Portales- en 1833 donó para su urbanización los suelos planos y de quebrada. El trazado urbano de su parte central, perteneciente a Joshua Waddington, se remonta a 1875, aunque su carácter emblemático lo tomó después del terremoto de 1906.
Juanita Arias, empresaria estética de Playa Ancha, cuenta que en ese entonces un número considerable de familias acomodadas eligieron construir allí sus viviendas, “de madera como el roble americano y el pino oregón, con diseños de arquitectos como Renato Schiavon, Esteban Harrington y Arnaldo Barison”.

Continuamos la ruta en avenida Playa Ancha, donde aún existe el centenario Emporio Naval. Hacemos un alto en el Café República, que “homenajea a personajes del barrio: ‘Gitano’ Rodríguez, el actor Arnaldo Berríos; Eugenio Ballesteros, primer presidente más joven de la Cámara de Diputados, y el pintor Gonzalo Ilabaca”, resalta Gride Ballesteros, dirigente playanchina, quien acota que este barrio posee numerosos B&B, hostales y lofts para turistas.
Pasamos por la Botica Playa Ancha y la peluquería de varones de Francisco Toro. En Patricio Lynch está la facultad de Ingeniería Ambiental de la UV, que antes fue el Colegio Inglés Monjas Pasionistas, de 1929. Vemos el Club Deportivo Playa Ancha DPA y el Teatro Odeón, de 1911, el primero construido en un cerro.

Llegamos a Plaza Waddington, centro de reuniones de vecinos desde la infancia, cercana a la Iglesia Nuestra Señora del Rosario de Pompeya, ex convento Santo Domingo (1860). Vamos por avenida Gran Bretaña, donde se advierten las casas de inmigrantes ingleses, franceses, italianos y alemanes, con arquitectura de acuerdo a cada origen. “En el Barrio Universitario destacan las casas añosas como la Facultad de Ingeniería Ambiental de la UV, la Facultad de Meteorología de la UPLA y la Facultad de Ciencias de la UV”, señala Bélgica Castro, docente y vecina.

Bajamos al borde costero hacia el Balneario Las Torpederas. Desde ahí se aprecia el Faro Punta Ángeles y el Cementerio No 3, de 1892, donde está la animita de Émile Dubois y la tumba del legendario filántropo Martín Busca.

Seguimos por avenida Altamirano hasta el Paseo Rubén Darío y arribamos a Caleta El Membrillo, con variados restaurantes de mariscos y pescados. Por la costa se llega a la Batería Esmeralda, de 1879, “construida después del bombardeo de Valparaíso, de 1866, (que) hoy es un museo de sitio”, cuenta Héctor Vásquez.


CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso