MVMEDIOS: INvite - Club de Lectores - Casa ETC. - Nuestro Mar - En Sociales


ENTREVISTA

mayo/2018

CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso

Enóloga Viviana Navarrete

“TENEMOS MUCHOS DESAFÍOS COMO PAÍS PRODUCTOR”

Intensos meses de trabajo ha tenido la enóloga de Viña Leyda, Viviana Navarrete. Visitas a los viñedos, probar uva, definir cosechas, manejar las fermentaciones en bodega y guiar las vinificaciones son algunas de las tareas que la tienen estos días a toda máquina. “Esta ha sido una vendimia de gran calidad, donde los jugos están muy intensos, con bajos PH y alta acidez natural, generando vinos complejos y vibrantes”.

Texto Paula Chávez Garrido / Fotografías Sofía Musa Muencke
CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso

Su carrera en el mundo de los mostos y el terroir comenzó hace 16 años en Viña Concha y Toro y desde el 2007 se desempeña como enóloga jefe de Viña Leyda, reconocida por sus vinos de clima costero y que además se encuentra dentro de los diez mejores viñedos de Chile. Tiene el mérito de ser una de las pocas mujeres en nuestro país en dedicar su vida a trabajar en un campo laboral predominado por hombres y por la cual la ha llevado a recibir importantes reconocimientos nacionales e internacionales. Uno de ellos es haber sido escogida dentro de las diez mujeres pioneras de la industria del vino por el prestigioso medio “Wine Enthusiast” y también fue elegida dentro de los mejores diez enólogos de Chile por el master of wine, Peter Richards de la revista británica Decanter el año 2013.

CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso

Para la agrónoma de la Universidad Católica, estos reconocimientos son un incentivo a una trayectoria que ha construido con mucho esfuerzo y perseverancia. “Te dan fuerza para seguir trabajando con convicción y pasión. Es tremendamente gratificante que te consideren como referente y que tu trabajo sea valorado en el medio. Demuestra que los vinos de Leyda gustan y lo más importante: son vinos con identidad, que logran reflejar el terroir de donde provienen, es decir, mostrar que son vinos de clima frío, minerales, con fuerte influencia marina”.

¿Cuáles han sido tus principales desafíos?
Diría que el principal desafío fue tomarle la mano al pinot noir. Esta es una cepa poco tradicional en Chile, donde se conocía muy poco de su manejo y de cómo elaborar vinos de alta gama con esta uva. Me constó entender lo sensible que es en el viñedo, que es una variedad que no aguanta errores en ninguna parte del proceso productivo. Es una variedad que le gusta el clima frío, pero para entenderlo aún más, hicimos un lindo trabajo de estudio de suelo hasta encontrar los sectores (polígonos) que nos permitía obtener uva de gran carácter y producir vinos elegantes que reflejan el origen.

¿Qué sientes al ser una de las pocas mujeres en un marcado mundo masculino?
Es un orgullo. Siempre me han gustado los desafíos, y el meterme en un mundo de hombres fue uno de ellos. Si bien es cierto que al comienzo de mi carrera me costó bastante ya que me exigían más y tenía que demostrar que las mujeres tenemos las mismas capacidades que los hombres. Hoy me juega a favor el ser mujer y me encanta ver que esta industria valora el rol femenino en sus diversas áreas de la industria.

El trabajo en terreno es bastante arduo. ¿De qué manera compatibilizas tu agitada vida laboral con tu vida familiar?
El trabajo en terreno se intensifica bastante en la época de vendimia. Son tres meses de intenso trabajo y jornadas eternas, donde se trabaja de lunes a lunes, con muy poco tiempo para la familia y amigos. Por lo mismo es clave que la familia apoye y entienda el trabajo. En mi caso, mi marido es enólogo así que me entiende perfecto y está para mí siempre. Mis hijos saben mis responsabilidades y me he preocupado de transmitirles mi pasión por lo que hago de tal manera que me comprenden.

¿Cuál es el secreto que hace que el valle produzca vinos tan nobles, definidos y aromáticos?
El valle de Leyda tiene algo bien especial, y es que se conjuga el factor clima frío sumado la influencia marina y los suelos graníticos. El clima frío es responsable de generar vinos expresivos de gran intensidad aromática. La influencia marina aporta con el carácter salino en los vinos, además de aportar con fuertes brisas que bajan la temperatura y generar neblinas que modelan la madurez. Por último, los suelos graníticos son muy interesantes, propios de la cordillera de la costa y responsables de entregar vibrancia en boca.

¿Qué sientes cada vez que uno de los vinos de Leyda gana un premio a nivel nacional o internacional?
Siento un tremendo orgullo y satisfacción, siento que se cumplió la meta y que todo el esfuerzo que hay detrás de la botella trasciende a otro nivel. Los premios finalmente son el reconocimiento que los vinos están reflejando su origen.

Dentro de todas las variedades, ¿por qué la cepa sauvignon blanc es tu preferida, que la hace para ti tan especial?
Es mi cepa favorita desde que comencé a trabajar como enóloga. Me encanta desde la parra, su nobleza y lo aromática que es. Durante la vendimia, de sólo entrar a la bodega y sentir el ambiente inundado con sus aromas de hierbas, pomelo, cítricos, me llena el alma y me saca una sonrisa. Es una cepa que incluso disfruto tomando sola, sin maridar con comida, me encanta lo fresco y la acidez crujiente que tiene. Hoy disfruto aún más tomar sauvignones con evolución en botella. A diferencia de lo que piensa la gente, los buenos vinos de esta cepa ganan complejidad con tiempo en botella.

¿Cuáles crees que son los desafíos de la industria vitivinícola en Chile?
Tenemos muchos desafíos como país productor. Uno de ellos es aprender a trabajar de manera más colectiva y no buscando objetivos particulares. Necesitamos fortalecer nuestra posición en el extranjero de país productor de vinos de calidad y que los consumidores en el mundo estén dispuestos a comprar vinos chilenos de alta gama. La industria chilena en general está tomando más confianza al hacer vinos, los enólogos nos estamos arriesgando más, los portafolios se están diversificando con nuevas cepas y nuevos orígenes. Creo estamos en un muy buen momento, pero al mismo tiempo con mucho por construir.


CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso