MVMEDIOS: INvite - Club de Lectores - Casa ETC. - Nuestro Mar - En Sociales


ENTREVISTA

Agosto/2017

CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso

Alejandro Rodríguez, investigador digital

SENTIDOS QUE INTEGRAN

Nacido en Mendoza, Argentina, Alejandro Rodríguez es un investigador digital que se autodefine como un nativo digital de la era analógica. De adolescente quiso estudiar cine pero ante una decisión más práctica ingresó en la carrera de Arquitectura. Creador de mapping, animaciones, 3D y realidades virtuales.

Por Julieta Aguerregaray Castiglione / Fotografías Juan S. Gutiérrez.
CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso

Más conocido como Alex Dogrush, nombre que le dió a su estudio de 3D, e IDv, idea y desarrollo visual que es el ámbito laboral del que participa con varios socios para desarrollar tecnología, logística, diseño y contenidos para megaeventos. El artista mendocino está cerca de la tecnología desde que tiene 3 ó 4 años. Sus primeros recuerdos con la tecnología fue con su padre; éste coordinada un software llamando BBS (bulletin board systems) antes de que existiera internet en la provincia, junto a él construía robots. Al finalizar la secundaria su madre le regaló un manual para construir en 3D con el que comenzó sus primeras creaciones. “Me encantaba ver La Magia del Cine, un programa que mostraba efectos especiales en películas, yo quería hacer eso”, nos cuenta Alejandro.

CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso

¿Qué es la realidad virtual?
Es una simulación de realidad usando computadoras, que puede involucrar uno o más sentidos y busca la integración del espectador en ese espacio simulado.

Y ¿cuándo fue la primera vez que tuviste contacto con la realidad virtual?

En 1992, en la feria mundial de tecnología de Sevilla.

¿Cuál es tu percepción de esta?
La tecnología está avanzando muy rápido. Estamos en un momento de transición, yo lo llamo «post realidad», ya que todos estos ámbitos de simulación, combinados con inteligencia artificial, hardware portátil y sistemas versátiles de captura de movimiento e integración real-digital están desdibujando las fronteras de la experiencia simulada y la real. Es una tendencia que está entrando en todas las áreas de la actividad humana, relaciones interpersonales sólidas con gente que vive del otro lado del mundo y quizás nunca llegamos a ver en vivo. Informaciones de “realidad alternativa” bombardeadas constantemente por los medios de difusión, que podrían entenderse como simples mentiras sobre una realidad construida mediante informacion alterada; pero que dan forma a sistemas de creencias bastante monolíticos que tienen una fuerte dimensión de realidad psicológica para las sociedades, sistemas que integran la información en el mundo real y tantos otros síntomas de esta transicion. Pronto estaremos confundiendo sueño con realidad continuamente, ya que todos estos fenómenos tienen un impacto psicológico fuerte. No lo considero ni bueno ni malo, ya que tiene implicaciones hacia ambos lados. Como dijo Arthur C. Clarke, “cualquier tecnología suficientemente avanzada es indistinguible de la magia”, el hecho de que las simulaciones están evolucionando tanto, hacen que esa magia esté resultando real para el observador.

¿Por qué la utilizas o mejor dicho aplicas?
Últimamente estoy desarrollando obras de arte inmersivas, construyendo relatos épicos y poéticos donde el observador es parte de un acertijo que genera más preguntas que respuestas.
En los últimos años Alex ha estado viajando por el mundo, recorriendo países como China, Hong Kong, Singapur, Japón, Cuba, Indonesia y Filipinas en donde dictó workshops y generó negocios y proyectos de arte e investigación.
Haciendo un análisis de su generación agrega: “siempre estuvimos a la vanguardia del hack y uso de nuevas técnicas, explorando una revolución de tecnologías experimentales, con las cuales podíamos desarrollar propuestas estéticas con poco esfuerzo quizás sin una verdadera propuesta artística. Nuestra época permitió innovación y sorpresa por el solo hecho práctico de explorar las herramientas y técnicas, pero siendo todos jóvenes, muchas veces nos quedábamos solo con esa propuesta formal y técnica. Pero en este momento estoy buceando en una búsqueda más poética sobre el arte, sobre estas preguntas no respondidas sobre la tecnología sobre nuestra mente. Digo poética porque involucra reflexiones existenciales, emocionales y angustias. No solo son propuestas tecnológicas, sino que estoy buscando inquietudes que son más del universo religioso, paranormal, existencial o emocional”.
Actualmente, Alejandro Rodríguez está por viajar a Curaçao durante un mes para hacer un proyecto de biohacking con un amigo que vive allá. “Vamos a fabricar un tratamiento de ortodoncia con una impresora 3d casera. Voy a ser el conejillo de indias del experimento, seguramente suba todo a un blog y muestre el proceso para que otra gente lo pueda reproducir y hacerse sus propios aparatos dentales”, me cuenta entusiasmado. Al mismo tiempo está poniendo en marcha una una nueva identidad artística para darle fuerza al perfil de investigador.


CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso