MVMEDIOS: INvite - Club de Lectores - Casa ETC. - Nuestro Mar - En Sociales


LUGARES

Julio/2017

CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso

Cambridge, Inglaterra:

MUCHO MÁS QUE UNA CIUDAD UNIVERSITARIA

Ubicada a 82 kilómetros al norte de Londres, Cambridge deslumbra a sus visitantes por la vibrante mezcla entre tradición e historia, y una moderna y creciente escena culinaria.

Por Soledad Balduzzi, desde Cambridge, Inglaterra.
CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso

En Cambridge se respira conocimiento. Al recorrer las calles de esta pequeña ciudad inglesa, sin rumbo fijo e improvisando caminos, es inevitable pensar en las numerosas mentes brillantes que pisaron el mismo asfalto cientos de años atrás. La ciudad se erigió en torno a la Universidad de Cambridge, institución fundada en 1209, que a la actualidad se mantiene como una de las más prestigiosas del mundo y que es a la vez la principal atracción turística local.
Uno de los edificios más emblemáticos es la capilla de King’s College, la cual se terminó de construir en el siglo XVI bajo el mandato del rey Enrique VIII, y que es considerada como uno de los mejores ejemplos de la arquitectura inglesa gótico perpendicular, un estilo que pone el acento en las líneas rectas verticales y que surgió como una evolución más limpia y sencilla del recargado gótico decorado.

CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso

Además de las facultades, la universidad cuenta con ocho museos de diferentes temáticas -entre ellos, ciencia, zoología y arqueología- que prometen encantar a los cerebros más curiosos. Sin embargo, el más conocido y visitado es el Fitzwilliam Museum, un santuario que conserva piezas de arte y antigüedad, desde esculturas de la civilización egipcia y romana, a una extensa colección de acuarelas del británico J. M. W. Turner, también conocido como “el pintor de la luz”.
La belleza de Cambridge no se remite solo a sus construcciones ancestrales, sino también a su geografía: el cruce del río Cam. Navegar por sus corrientes sobre un pequeño bote -conducido a su vez por alumnos de la escuela- es una de las formas más románticas de descubrir los encantos de la naturaleza que la rodea. Parques de verde intenso, árboles de troncos anchos y ramas alargadas, puentes de madera y casitas de ladrillo y piedra, componen el paisaje que perfectamente podría encarnar el escenario de una novela de Jane Austin.

Gastronomía cosmopolita
En los últimos años, Cambridge ha desarrollado una vibrante oferta culinaria apta para todos los bolsillos, desde negocios pequeños e independientes a sofisticados restaurantes que lucen orgullosos, en sus vitrinas, estrellas Michelin. Prácticamente todas las semanas se abren nuevos lugares, por lo que una de las formas de descubrir esta jungla culinaria -y no perderse en el intento- es apuntarse en el tour Taste Cambridge, situado dentro del Top 20 de los mejores tours gastronómicos según Trip Advisor.
La ruta pasea por lugares icónicos como Fitzbillies, la pastelería más antigua de la ciudad, fundada en 1921. Su producto estrella son los famosos Chelsea buns, unos rollos de canela, cáscara de limón y pasas, creados en el siglo XVIII y parte del imaginario culinario colectivo de los británicos.
Otra de las paradas es The Eagle, uno de los bares más antiguos de Cambridge, que hizo historia ya que en 1953, al interior de sus paredes, los científicos James Watson y Francis Crick anunciaron el descubrimiento del ADN. Nueve años después ambos obtendrían un premio Nobel.
El tour también recorre el céntrico Market Square, fiel exponente del street food. Son en total 100 puestos en su mayoría de productos locales -tales como frutas y verduras, quesos y fiambres, pescadería y fish & chips-, pero también se encuentran negocios de comida internacional, como las recién llegadas arepas venezolanas y los falafel (croquetas de garbanzo originarios del Medio Oriente).
Después de probar otras delicias locales, el paseo concluye con una degustación en la cervecería artesanal Calverley’s Brewery, creada en 2013 por dos hermanos apasionados por este brebaje, quienes transformaron su hobby en negocio. Y no les ha ido para nada mal: en estos pocos años se han convertido en parada obligada de la creciente escena culinaria local.


CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso