MVMEDIOS: Club de Lectores - Casa ETC. - Nuestro Mar


LUGARES

/Octubre 2018

CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso

Los colores de Poznan

Fue la tierra donde comenzó la reconversión de los polacos al catolicismo y hoy los universitarios europeos no la pierden de vista.

Texto y fotografías: Mauricio Rojas Casimiro
CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso

Quienes recorren el viejo continente suelen visitar Berlín y desde allí se animan a la capital del Polonia, Varsovia. Aquella es una ruta clásica e imperdible, pero se olvidan de la antigua ciudad de Poznan donde todo es colorido y dinámico: los tranvías con sus tonalidades verde y amarillo, el municipio que reluce con sus adornos y torres, jóvenes despiertos hasta altas horas de la noche y las fachadas de las casas que destellan vivacidad.

CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso

Plaza del Mercado (Stare Rynek)

Es la plaza más antigua de la ciudad y allí funcionó el viejo Mercado de la Villa. A diferencia de la mayoría de las ciudades europeas (que se erigían a un costado del ajetreo diario), aquí se instalaron las familias más adineradas de Poznan. En sus cuatro costados resaltan decenas de casas y edificios nobles, de no más de cuatro plantas, con diversos y ricos estilos arquitectónicos entre los que predominan el gótico, el barroco y el renacentista.

Su mayor esplendor y autenticidad lo recobra cada mes de junio, con la feria de San Juan, momento en que la plaza vuelve a sus orígenes de antiguo mercado y los visitantes pueden encontrar allí prácticamente de todo en su más de dos hectáreas de extensión.

 

La belleza del Ratusz

Al interior de la plaza todas las miradas son para el ayuntamiento (Ratusz) que reluce con sus 4 torres, exquisitos decorados y los relieves de su fachada central. Además, aloja un reloj que al marcar las doce del día, es animado por dos cabritos (símbolo de la ciudad) de hojalatas doradas que chocan doce veces sus cuernos para anunciar el mediodía.

En las cuatro esquinas de la plaza mayor se ubican fuentes de agua de distintos diseños, materiales y tamaños. La más importante y antigua es la fuente de Proserpina (S. XVIII) que describe el secuestro de esta antigua diosa. La fuente de estilo barroco fue tallada en piedra arsénica y contiene en su base diversos ornamentos que personifican el fuego, el aire, la tierra y el agua. En los otros tres costados vigilan tres fuentes dedicadas a Apolo, Marte y Neptuno y que en la Edad Media servían para suministrar agua al vecindario.

 

 Sus otros encantos

Como buena ciudad convertida al catolicismo, Poznan cuenta con diversas iglesias y obras arquitectónicas de inspiración religiosa. Una de ellas, es el llamado conjunto de edificios jesuitas y la contigua iglesia barroca de San Estanislao. Los encargados de guiar la visita, cuentan que en estas viejas dependencias se alojaba Napoleón a comienzo de 1800.

La vida nocturna y la gastronomía también son un imán para visitar la que fue la antigua capital de Polonia. Sobre esto último, presumen de unas pastas de gran tamaño (similar a los raviolis), llamados Pierogi, rellenos de un guiso de papa, champiñones y queso fresco. Vale la pena probarlos.

Cuando cae la tarde, las terrazas de los bares y cafés se apoderan de las plazas de la ciudad y es el tiempo cuando los turistas casi desaparecen y asoman los estudiantes universitarios y mochileros que han hecho de esta ciudad uno de sus centros preferidos para pasar una temporada. Cuando llega la hora de pagar la estancia, el restaurant, el museo o el café de la tarde, allí uno entiende el motivo de su ajetreo diario: Poznan es una ciudad muy amable con sus precios.

 

 

 

 


CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso