MVMEDIOS: Club de Lectores - Casa ETC. - Nuestro Mar


DISEÑO

MAYO/2018

CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso

LA NEO NOVÍSIMA VANGUARDIA CALLEJERA

Las pinturas que decoran las calles, muchas veces realizadas con fondos propios y en los márgenes de lo legal, buscan transformarse en puntos de referencia dentro de la ciudad, así como democratizar el mercado del arte.

Valeria Barahona Valenzuela / Imágenes Metro 21
CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso

No es casualidad que Aruba sea llamada La Isla Feliz, los colores que iluminan sus calles y la limpieza del entorno, aportan bastante alegrando a sus casi 120 mil habitantes y más de 1 millón de turistas al año. En su centro urbano, conocido como Oranjestad, predominan las edificaciones construidas al estilo holandés, en tonos llamativos como el verde, rosa, amarillo, azul y rojo, tal como su festiva bandera. Los residentes y turistas transitan, en medio de estos bulevares comerciales, que por sectores son peatonales y por otros comparten espacio con un pequeño tranvía.

CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso

Uno de los textos más recordados del escritor argentino Ricardo Piglia es “Teoría del complot”, donde, en uno de sus pasajes, lee a las vanguardias artísticas como una respuesta a maquinaciones más allá de lo visible. Esa sensibilidad propia de quienes están fuera del sistema permitiría, paradójicamente, avanzar a las sociedades hacia estados superiores. Pero un postulado es letra muerta si no logra apropiarse de las calles, tal como la pintura que, mediante el mural, busca salir de las galerías para embellecer la ciudad y espacios a medio camino entre lo público y privado.
Grandes urbes como Nueva York y Ciudad de México han sido colonizadas por el mural desde mediados del siglo pasado, con exponentes universales como Banksy o Diego Rivera, teniendo como eje común la crítica social y política, pese a las diferencias técnicas. Conocer la historia que origina aquel verbo visual pareciera ser el siguiente desafío, como se lo propuso la diseñadora Josefina Andreu hace un par de años, cuando abrió el blog Metro 21 con “la idea de tener un registro, con mapa, pero sin fines de lucro. Ahí empezó a armarse una comunidad donde las personas se empezaron a plantear tener estos murales en su espacio privado, ver el arte más allá del caballete o del cuadro, verlo como algo mucho más contemporáneo, que es tomarse la calle y espacios públicos y privados”.
Los encargos de pinturas de formato tan amplio como la arquitectura –que, a su vez, dialogan con ella –no tardaron en aparecer y Andreu se convirtió en mediadora entre los artistas callejeros que admiraba y el público: “Así empezó esta gestión y comenzamos a organizar exposiciones” de obras que nacen y mueren según los espacios, siendo la primera en Galería Animal, en Vitacura, para luego pasar a Casa FOA, en Las Condes, o las instalaciones subterráneas del peaje de Angostura, en la Ruta 5 Sur.
El objetivo de Andreu es “poner en valor” a firmas que decoran las calles de sectores como Providencia, Ñuñoa, Yungay, Franklin o San Miguel, en la Región Metropolitana, “somos una galería itinerante, en que los muros son efímeros. El arte mural es itinerante, va viajando por la ciudad, entonces como galería también tiene este concepto de ir apropiándose de distintos espacios y poder manifestarse en un muro que tú sabes que no es eterno, porque vas a poder dar visibilidad a ciertos artistas”, agrega la directora de contenido de Metro 21, Isidora León, quien gestiona las reseñas de exponentes como Santiago Ascui, Michael Yaikel y Elisita Punto.
El movimiento constante acarrea una mayor preocupación por el espacio público, a través de la formación de museos a cielo abierto como los de Valparaíso o San Miguel, siendo esta comuna, de acuerdo al último Índice de Calidad de Vida Urbana, publicado por la Pontificia Universidad Católica, la que ofrece un mayor bienestar a sus vecinos fuera de Santiago Oriente.
Sociabilizar en la calle, al amparo de una obra de arte que escapa del formato tradicional del óleo sobre tela, también abre otras formas de democracia, como la serigrafía, es decir, reproducción en serie de las obras realizadas por el propio autor: “Estas ediciones son grabados, xilografías y serigrafías, porque se da esta relación natural en que los artistas urbanos, ya que así como es súper demócrata su arte en la calle, esta edición también es demócrata porque son series, hay 50 de una imagen, no es como ‘el’ cuadro que va a llegar a una casa y que después, quizás, ya nadie más va a ver”, detalla León, mientras con Andreu trabajan en “Serie 0”, un proyecto multimedial sobre muralismo, disponible desde la semana pasada en metro21.cl y en el Mercado Persa Víctor Manuel, en San Miguel.
Con La Factoría de Andy Warhol, pionero en la numeración, “el arte contemporáneo y todo el negocio que hay detrás se sale de las manos (de las galerías), porque ya no pueden seguir inflando precios, porque es una imagen, que se repite varias veces, tiene un precio y se vende. Ya no es la obra contemporánea que se exhibió en no sé qué parte, ganó tal premio”, conspira Andreu.