MVMEDIOS: Club de Lectores - Casa ETC. - Nuestro Mar


LUGARES

/Abril 2019

CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso

Paraíso Mágico:

Las Maldivas

Suites sobre el mar, cenas bajo el agua y peces de colores en la habitación. Sólo debes elegir entre 1.200 islas de arena blanca y agua cristalina cuál deseas visitar.

Texto y Fotos: María José del Solar Bou
CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso

Es difícil de creer, pero existe. Las Maldivas es un destino de ensueño y que aún no ha sido totalmente explorado. Si estás pensando en un lugar paradisíaco, alejado de la tecnología y del estrés de los lugares más populares, en sus 200 islas habitadas podrás optar entre costosos resorts y casas de huéspedes, con todas las opciones repartidas en el maravilloso y cálido Océano Índico.

CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso

Existen variadas ofertas para trasladarse de una isla a otra, desde lanchas rápidas privadas hasta ferrys públicos, lo que te permitirá conocer algunas postales totalmente vírgenes, con paisajes inigualables como los bancos de arena en medio del mar o los peces saltando en la orilla de la playa, sin necesidad de sumergirse un centímetro. Lo otro es simplemente caminar por destinos insospechados y alejados del ajetreo veraniego.

En los años 60’ nadie habría imaginado que en medio de estos paisajes exuberantes no existía un aeropuerto, una farmacia o un supermercado, o que incluso carecían de electricidad en todos los sitios. Hoy, sin embargo, el país que se encuentra al sudoeste de Sri Lanka y a 450 kilómetros del sur de la India se ha convertido en sinónimo de lujo y un destino donde muchos quisieran pasar algunas semanas.

Los primeros turistas en enamorarse de la belleza de Las Maldivas fueron unos amigos italianos que, en 1972, se quedaron en unos bungalows frente al mar. Estos eran pequeñas cabañas sobre la arena hechas de palmeras y sin agua potable. Todo era rústico para respetar el medioambiente y no alterar el ecosistema. Ahora la realidad es distinta, y un millón y medio de turistas al año aterrizan en alguno de los 26 atolones (conjunto de islas) para explorar los corales, su vegetación, olvidarse de los autos y subirse a una bicicleta. Esos privilegiados viven experiencias inimaginables: restaurantes bajo el agua, submarinos para disfrutar de las profundidades sin necesidad de hacer snorkeling o buceo, nadar con tiburones libres, darle de comer a las gigantescas rayas y lo más solicitado: dormir en habitaciones sobre el agua con piso transparente y vistas de 360 grados del cristalino mar.

Poco a poco los habitantes musulmanes se han ido adaptando al turismo. En Las Maldivas la religión única y obligatoria es el Islam, y debido a sus creencias existen reglas que no deben romperse. Por ejemplo, no se puede tomar alcohol en las islas locales, y sólo está permitido en los resort. En las islas más pobladas existen también zonas denominadas ‘bikini beachs’, únicos lugares autorizado para que los extranjeros se bañen en la playa; también existen pueblos donde está prohibido mostrar los hombros y rodillas, todo como parte de la convivencia con las mezquitas y su cultura.

A pesar de todas las restricciones, el país más pequeño de Asia vale totalmente la pena. Los escenarios tropicales únicos y de película los puedes encontrar aquí y es seguro que no podrás sacarlos nunca más de tu cabeza.


CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso