MVMEDIOS: INvite - Club de Lectores - Casa ETC. - Nuestro Mar - En Sociales


TENDENCIAS

Julio/2017

CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso

Iluminación:

LA VALORIZACIÓN Y FLEXIBILIZACIÓN DE LOS ESPACIOS

La luz es un elemento imprescindible que permite agregar cualidades a los distintos espacios de un hogar y al conjunto de este. Por su parte, las nuevas tecnologías disponibles hoy, abren posibilidades infinitas.

Por Valeska Silva Pohl /Fotografías gentileza de Philips Lighting
CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso

El manejo de la luz permite la vida en los espacios y actualmente la iluminación -natural o artificial- cumple un rol fundamental en el diseño y ambiente de los espacios, cualquiera sea su función o naturaleza. Un mismo lugar puede cambiar radicalmente de carácter según el modo de iluminarlo. Saber iluminar cada lugar en función del ambiente deseado no es una fácil tarea. Y uno de los factores que ha incidido directamente en el manejo de la luz en la arquitectura moderna y en el diseño de interiores es, sin dudas, el de las nuevas tecnologías. Raquel Quevedo, HomeProduct Marketing Manager de Latinoamérica en Philips Lighting, nos entregó varias recomendaciones y sugerencias para mejorar la iluminación dentro del hogar. La profesional sostiene que para diseñar una buena iluminación es ideal definir un sistema por ‘capas’.

CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso

Con una primera capa general, de fondo suave y tenue, que sea complementada con una iluminación puntual y de acento, que ayude a jerarquizar los espacios, “potenciando aquellas zonas que concentran un tipo de tare específicas, por ejemplo, una iluminación ambiental en el living junto con una iluminación más focal de acento sobre la mesa”.
Para Quevedo, generar este equilibrio es muy relevante, “ya que un adecuado contraste no solo ayuda a resaltar los ambientes y generar dinamismo, sino que hace a los sistemas de iluminación más eficientes al lograr una mejor experiencia visual”. Y al mismo tiempo advierte: “un contraste excesivo mezclando zonas muy oscuras con otras excesivamente iluminadas, genera fatiga visual y sensación de malestar, pudiendo ocasionar sensación de cansancio o dolor de cabeza”.
Actualmente existe una tendencia global hacia la flexibilización de los espacios, donde los movimientos urbanos y el ritmo de vida obligan a los hogares, cada vez más compactos, a que sean más flexibles, pues en la sala de estar es común realizar múltiples tipos de actividades como trabajar, estudiar, leer, ver televisión y descansar; flexibilidad que también se traspasa a la luz. “¿Por qué tener un mismo nivel de iluminación si no siempre tenemos las mismas necesidades?. Elegir el nivel de iluminación adecuado, no solo es importante desde el punto de vista del ahorro energético, sino que se convierte en requisito imprescindible desde el punto de vista del confort. Es decir: si elegimos diferentes niveles de iluminación, también deberíamos contar con la tonalidad de iluminación idónea para esa cantidad de luz: un nivel alto de iluminación (para estudiar, por ejemplo) debería ir ligado a una temperatura de color fría (que ayuda a una mayor concentración); mientras que un nivel bajo de iluminación, para un momento de descanso, requiere una tonalidad cálida”.
Al momento de instalar equipos, debemos tener en cuenta varios parámetros, como la altura de instalación en luminarias suspendidas, cuidando que la posición final no ocasione reflejos molestos o deslumbramientos por estar el punto de luz directamente en nuestro campo visual. En iluminación perimetral y de acento, debemos respetar la distancia a la que colocamos un punto de luz de la superficie a iluminar, así como el ángulo de apertura. Un ángulo demasiado concentrado a poca distancia, puede ocasionar un efecto de “quemar” la pared debido a una iluminación muy concentrada.
Para potenciar la jerarquización de espacios y evitar la monotonía, las nuevas tecnologías nos permiten aplicar iluminación de acento de forma fácil y flexible, generando efectos sorpresa, aplicando efectos de iluminación lineal bajo camas, sofás, en rodapiés. Y también permite generar efectos que potencien la profundidad del espacio, aplicando notas de color y generando armonía por complementarios, por ejemplo, mezclando aplicaciones amarillas o ámbar, con baños de luz azulada.
Por su parte, Joselyn González, ejecutiva de constructoras e inmobiliarias de EGLO, también nos entrega sugerencias e indica que si buscamos conseguir un entorno cómodo y acogedor en el hogar, especialmente en las habitaciones destinadas al descanso, lo ideal es escoger una bombilla de luz cálida, preferentemente en un tono amarillo, “una excelente opción para lograr este efecto son las luminarias que se empotran al techo o pared. Hoy contamos con una tecnología LED retro que simulan las ampolletas incandescentes antiguas pero con filamentos LED, que dan una luz amarilla muy acogedora y que aporta mucha luminosidad a los hogares”.

En invierno
Debido a que las horas de luz durante el invierno son menos, e incluso los días más oscuros y grises nos obligan a mantener las luces encendidas durante más tiempo; la recomendación de ambas especialistas es sustituir las ampolletas clásicas por las de tecnología LED, que tienen un menor consumo, mayor durabilidad y además, son amigables con nuestro medioambiente.
En este sentido, Raquel Quevedo nos entrega algunos tips centrados en la época invernal: “la iluminación cálida y puntual proporciona un ambiente más acogedor, por lo que se hace una iluminación ideal para combatir visualmente las temperaturas frías. Por otra parte, el invierno suele ser una época en la que pasamos más tiempo en el interior del hogar, compartiendo con nuestra familia y amigos. En este caso, una luz dinámica que interactúe con nuestras formas de ocio, maximiza momentos de placer, por ejemplo, sincronizando las luces con la música o un videojuego. Actualmente, las opciones son infinitas para poder reinventar y mejorar las experiencias al interior del hogar”, señala.
Y finalmente González destaca: “Lo más importante es distribuir los puntos de luz, además de aprovechar al máximo la luz natural. Es sustancial contar con una luz general que ilumine ampliamente las habitaciones, para esto recomendamos las lámparas colgantes que dan homogeneidad luminosa repartiendo a toda la habitación la misma cantidad de luz. Para complementar este foco de luz, se incorporan otras iluminaciones puntuales como lámparas de mesa y/o escritorio o lámparas de pie, orientadas a dar protagonismo a las zonas más utilizadas del hogar y a delimitar los espacios”.


CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso