MVMEDIOS: Club de Lectores - Casa ETC. - Nuestro Mar


TENDENCIAS

ABRIL/2018

CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso

LiFi:

INTERNET EN UNA AMPOLLETA

La tecnología y sus avances no dejan de sorprendernos. Un sistema de comunicación inalámbrica que utiliza el espectro visible de la luz como medio de transmisión de datos es lo que ofrece la “fidelidad lúminica”. Su velocidad y menor costo, la llevarían a desplazar el Wifi.

Por Valeska Silva Pohl
CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso

El término proviene de la contracción de ‘light fidelity’, en español, fidelidad lumínica y corresponde a una tecnología que utiliza simplemente las frecuencias producidas por el destello de una bombilla LED. Así, transmite información en el espacio. En resumen, un sistema de comunicación inalámbrica que usa el espectro visible de la luz como medio de transmisión de datos.
Pero, ¿cómo funciona? codificando información, basado en la frecuencia de la luz LED, de manera que no es perceptible al ojo humano. Se trata de un sistema que apunta a revolucionar el acceso a la red ofreciendo una velocidad 100 veces mayor a la del Wifi. De hecho, esta es la principal característica del LiFi, la velocidad.

CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso

¿LIMITACIÓN O VENTAJA?
Fue en el año 2015 cuando este tema empezó a salir de los laboratorios para ser ensayado en condiciones reales en Francia, Bélgica, Estonia e India. Los analistas prevén que en el año 2020 existan unos 50.000 millones de objetos conectados y – teniendo en cuenta que las redes de radio ya tienden a estar saturadas – el LiFi parece una muy buena alternativa.
Pero tampoco se puede afirmar que el LiFi se convierta realmente en el Wifi de mañana pues su éxito dependerá de la evolución del sistema Wifi, que hasta ahora ha demostrado su capacidad para aumentar continuamente su velocidad con cada nueva generación, como sostienen los expertos.
Por otra parte, la utilización del LiFi tiene también una limitación espacial, porque el teléfono móvil o el computador deben colocarse directamente en el haz luminoso y la tecnología no atraviesa las paredes, a diferencia de las ondas de radio del Wifi. Pero esta limitante, al mismo tiempo puede ser una ventaja, señalan los expertos, ya que a diferencia del Wifi, puede orientarse a un usuario específico para mejorar el carácter privado de las transmisiones y así, por ejemplo, limitar el riesgo del pirateo de datos, un tema especialmente sensible y que la otra tecnología no ha superado.
En todo caso, otra de las ventajas del LiFi es que puede utilizarse en zonas sensibles a las áreas electromagnéticas, como son las cabinas de aviones, hospitales y centrales nucleares, esto sin causar interferencias electromagnéticas, a diferencia de lo que ocurre con el Wifi. Ambas conexiones utilizan el espectro electromagnético para la transmisión de datos, pero mientras que wifi utiliza ondas de radio, lifi utiliza la luz visible.
En los supermercados o los museos, por ejemlo, permite dar una información precisa sobre un producto o una obra, utilizando lámparas colocadas a su lado. Se sostiene que esta tecnología puede ser útil también en estacionamientos subterráneos, donde no hay cobertura de red móvil pero sí luz, como sucede en el caso de los aviones.
Las empresas que desarrollan el LiFi pueden aprovechar el remplazo progresivo de las bombillas clásicas por las LED para extender su uso. Pero para ello es necesario que las lámparas estén equipadas con un router y los teléfonos, con un captor apropiado, en ese punto se generaría un mayor costo, aunque hasta ahora se indica que de todas formas podría llegar a resultar diez veces más barato que la tecnología wifi.
Según la Comisión Federal de Comunicaciones (Federal Communications Commission, FCC) de Estados Unidos, mientras el espectro electromagnético para el wifi se está saturando, el LiFi casi no tiene limitaciones de capacidad. Esto es debido a que el espectro de luz visible es 10.000 veces más largo que todo el espectro de radiofrecuencias completo.