MVMEDIOS: Club de Lectores - Casa ETC. - Nuestro Mar


INTERIORISMO

junio/2017

CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso

INTEGRIDAD Y CULTURA EN EL PLAN DE VALPARAÍSO

El café del espacio de arte CasaPlan es una mixtura entre lo antiguo y lo moderno, con una decoración simple pero que no deja al azar ningún detalle ni mezcla de color.

Por Alejandra Romero Cabrera / Fotografías María Silvetti
CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso

Integridad, luminosidad, transparencia y una mezcla perfecta entre lo antiguo, lo moderno y lo industrial, es lo que se observa y percibe en el café del espacio dedicado a las artes en Valparaíso, CasaPlan, un lugar ideal para ir a disfrutar de la cultura in situ, ya que sentado en una de las mesas se puede apreciar en lo alto las exposiciones montadas en la galería y, en el fondo, el taller de artes gráficas que la dueña, Javiera Moreira, montó para dar clases de serigrafía, grabado en metal, litografía y xilografía.
Sin duda, toda una experiencia que se mixtura entre blancas paredes cubiertas en su mayoría con obras de la misma Javiera, quien es una destacada artista nacional con más de 30 años de experiencia.
En la entrada del café destaca un trinche o aparador de principios del siglo XX, que se funde en una perfecta armonía con un espejo ovalado también con varios años de antigüedad. Lo sigue una vitrina donde se exhiben deliciosos y dulces productos como pasteles y coloridos macarrones franceses y una imponente barra de casi 10 metros de largo hecha de madera reciclada de roble y pino

CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso

oregón, que combina con el piso de madera original de la casa que fue construida en 1917 y que gracias a la recuperación de la arquitecta, Antonia Jarpa, hoy se impone altiva y renovada en pleno centro de Valparaíso, cubriendo tres conocidas calles: Brasil, Eleuterio Ramírez y Salvador Donoso.
Según cuenta la profesional, quien además es hija de Javiera Moreira, Casaplan fue una verdadera apuesta, ya que ambas son de Santiago y se vinieron al puerto a cumplir su sueño de tener un lugar dedicado exclusivamente al arte. “Cuando vinimos por primera vez al lugar nos encontramos con un sitio completamente abandonado, que se utilizaba como bodega. Las ventanas estaban selladas con planchas metálicas y en el interior habían hecho varias subdivisiones para utilizarlas como oficinas. El piso estaba cubierto con cerámica, planchas metálicas y flexit”.
El trabajo fue largo, casi un año y medio, para recuperar 400 metros cuadrados del primer piso de esta casona, que gracias al trabajo de estas mujeres, renació y puso en valor un edificio que, según un historiador de Valparaíso, fue proyectada por el mismo arquitecto del Arco Británico, Palacio Carrasco y el Palacio Rioja: Alfredo Azancot.

MOBILIARIO
Destaca además en el café las mesas y sillas de cortes rectos y clásicos, hechas por la propia Antonia, a las que sumó una vitrina y un juego de mesa y 4 sillas para niños donde los más pequeños se sientan a jugar y dibujar.
Asimismo, en medio de la planta y con el propósito de subdividir el café del taller, Javiera diseñó un separador de madera y vidrio, gracias al cual se logra el corte entre ambos ambientes pero sin perder la vista hacia el trabajo de los alumnos y artistas tallando madera o pasando los papeles por las cuatro grandes prensas de fierro forjado.
Las lámparas también fueron escogidas para diferenciar el café del taller. Las del primer espacio son blancas y redondas, y las del taller, de estilo industrial, que se ajusta a las barandas de la galería de arte construidas con fierro, pernos de ojo y piolas de acero, y las escalas también hechas de metal.
COLORES
El blanco de las paredes, techo y de las once grandes columnas que cruzan el primer piso, se mixtura con el rojo de ciertos detalles del espacio, como el tubo de ventilación que cruza el taller, la campana que se ubica en el sector de la cocina y los marcos de los cuadros de Javiera Moreira.
De la misma forma, todas las puertas fueron pintadas de azul petróleo mezclado por la misma artista grabadora, quien explica que es una composición que tiene muchos colores, imperceptibles al ojo humano al momento de formar la mezcla.
Con todo, un café que invita a ser parte del arte y del plan de Valparaíso, con una decoración sencilla pero perfecta para destacar la amplitud del espacio centenario e integrar el entorno a CasaPlan, a través de sus grandes ventanales desde los cuales se observa el pasar y lo cotidiano de la vida porteña.


CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso