MVMEDIOS: Club de Lectores - Casa ETC. - Nuestro Mar


INTERIORISMO

/Octubre 2018

CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso

En pleno centro de Santiago

INSPIRACIÓN MODERNISTA

Este particular hotel emplazado en pleno Barrio Lastarria de Santiago, mantiene viva la arquitectura y decoración desarrollada por su creador, el arquitecto Luciano Kulczewski, en los años 20.

Texto Maureen Berger H. Fotografías gentileza Hotel Luciano K.
CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso

Por un lado es rosado y por el otro es celeste. De esta manera ideó Luciano Kulczewski este edificio en calle Merced 84, que tiene salida a la Alameda y que en los años 20 se convirtió -junto al Edificio Ariztía de calle Nueva York- en el primer rascacielos de Santiago.

CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso

Hoy conocido como Luciano K, es un hotel boutique de 38 habitaciones que luce en todos sus rincones una mezcla de carácter antiguo y diseño Art Decó. En su hall de entrada y en general en todo el primer piso resalta su decoración inspirada en la Secesion Vienesa (movimiento entre el Art Nouveau y el Art Decó en 1900). Destaca la terraza de 300 metros cuadrados en la azotea, con bar, piscina temperada, e interesantes vistas al Parque Forestal y la Alameda.

Rodrigo Giadalah, director ejecutivo del hotel, explica que “este edificio es una joya histórica en el corazón del barrio gastronómico y cultural Lastarria. Desarrollado originalmente por el arquitecto Luciano Kulczewski en la década de 1920. Al momento de su construcción, además de ser uno de los edificios más altosde Chile, fue el primer inmueble habitacional que contaba con calefacción central y con un ascensor eléctrico marca Schindler de principios del 1900, importado directamente desde Suiza”.

De origen polaco y nacido en Temuco en 1896, Luciano Kulczewski -también llamado el Gaudí chileno- es uno de los pocos arquitectos que logró desarrollar varios estilos arquitectónicos en distintas etapas de su vida. “Su fase neogótica en el pabellón de acceso al funicular del cerro San Cristóbal, el Art Nouveau con su estilo floral y de curvas del Colegio de Arquitectos y la geometría más pura y liviana del Art Decó, que dejó su huella en las rectas y figuras planas de este edificio”.

Giadalah recuerda “quisimos rescatar la esencia original de esta belleza arquitectónica. Prácticamente estaba todo a la vista: las manillas medias góticas y Art Decó, las puertas con sus vitreaux y las baldosas originales, la escalera de mármol blanco y el ascensor de fierro forjado”. Mantuvieron todo lo mencionado y le otorgaron un diseño interior inspirado en el movimiento modernista.

En las habitaciones conservaron el parqué, las puertas de madera nativa y los vitrales que adornan los baños. Todo ese material que es patrimonio, lo mezclaroncon tecnología con el objeto de proporcionar al hotel una mejor calidad de estadía a sus pasajeros. Llaman la atención las puertas, que simulan sarcófagos y las tinas antiguas conservadas en algunas habitaciones.

“En la terraza, destacan las baldosas multicolores y las secciones de piso transparente que son un verdadero espectáculo. Al atardecer o por las noches se aprecia un conjunto de lámparas que cuelgan desde el piso de la terraza o del techo, según se mire, hasta la planta baja. Esto provoca ilusiones ópticas como si fuesen parte de los trucos pictóricos de Escher, el gran dibujante holandés”. Todo esto significó una inversión de 7,5 millones de dólares, que transformó el edificio de 18 departamentos en un hotel de lujo.

Finalmente, en el séptimo piso acecha una gárgola, felino alado que sobresale de su azotea, otro de los sellos indiscutibles de la obra arquitectónica de Kulczewski. Este fabuloso animal corona hoy, después de más de 90 años de historia, una de las apuestas de interiorismo hotelero más interesantes del barrio cultural Lastarria.


CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso