MVMEDIOS: INvite - Club de Lectores - Casa ETC. - Nuestro Mar - En Sociales


PATRIMONIO

diciembre/2017

CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso

Ruta Zapallar y Cachagua

Glamoroso patrimonio

El tradicional y exclusivo balneario de la Región de Valparaíso invita a ser recorrido en plan calmo e inspirador. Sus paisajes naturales que fusionan añosos pinos y eucaliptus con arena y mar, en una playa que a ratos se vuelve tranquila e ideal para nadar.

Texto y fotografías: Maureen Berger Hidalgo
CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso

Desde sus orígenes Cachagua y Zapallar han acogido a tradicionales familias que disfrutan sus casonas señoriales y la belleza del paisaje de pinos, eucaliptus, peumos y boldos. Los turistas también recalan, por su interesante oferta hotelera y gastronómica. Iniciaremos el recorrido en Isla Seca Hotel Boutique donde nos recibe Margareth Osorio, administradora. Ella comenta que ofrecen 42 habitaciones, como la Premium con vista al mar, terraza, sábanas de 400 hilos, almohadas de pluma, frigobar, televisor LCD y amenities franceses.

CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso

Nos reunimos con Daniel Sammur, encargado de Desarrollo Económico y Raimundo Alemparte, encargado de Comunicaciones de la Municipalidad de Zapallar y nos encaminamos al Restaurant Chiringuito, donde su dueño Nibaldo Manríquez nos invita a probar el jardín de mariscos, el tradicional congrio frito con ensalada, el Ramazzotti Spritz y Flan de la casa. Rodeados de una vista increíble ambos cuentan que “Zapallar fue creado como balneario gracias a Olegario Ovalle Vicuña, propietario de la Hacienda Catapilco, que decidió regalar a sus amistades sitios en el lugar, con la condición de que en dos años construyeran casas”. Luego, un alto en el mercadito de artesanía, donde venden collares de nácar y móviles de conchas de ostión y caminamos por la rambla peatonal de 10 kilómetros que une ambos balnearios, nos juntamos con Federico Ringeling ex alcalde de Zapallar e ingresamos al Parque El Boldo, con un hábitat mediterráneo costero y especies como Olivillo, Naranjillo y Belloto del Norte. Se puede recorrer a pie, por senderos bien trazados y señalizados.
Seguimos para ver la Casa Hildesheim, obra del arquitecto Josué Smith y réplica de una del mismo nombre construida en el siglo XVII en Alemania. En medio de la localidad se encuentra la plaza, su pileta de bronce y el Teatro de Zapallar, con obras de Diego José Fontecilla que inmortalizó a El Polvillo y al maestro Alberto Pasache. Cerca, la parroquia Santa Teresa de Jesús con su fachada en piedra. Regresamos al Hotel Isla Seca, donde el chef Gonzalo Costa nos deleita con un pastel de centolla, champiñón Portobello con verduras y tentación de vainilla.
Amanece en Zapallar, el sol se asoma tras las montañas, dando toques mágicos al desayuno. Tras relajarnos en la piscina, Fabián Báez, recepcionista del hotel, recomienda ir a ver las creativas piezas decorativas en el taller y tienda del artesano Mauricio Cortés Cohn. Bajamos a la playa, para reposar y luego almorzar en El César, que data de 1932. Nos recibe Jorge Valdés, socio, que recomienda sus canapés de locos, el pisco sour y la tortilla César.
Partimos a Cachagua, a 4 km de Zapallar, cuya playa de 5 km, es ideal para caminatas y sus olas son perfectas para el surf. Es un moderno balneario marítimo de estilo campesino e informal, con casas construidas con troncos y techumbres de coirón y estuco a la cal. Vamos a Martita Café de Marta Suazo, quien nos da a probar sus helados artesanales de limón jengibre y frambuesa; el cheesecake de frutilla y queques caseros. Ella nos habla de la Isla de Cachagua, con pingüinos de Humboldt y magallánicos, declarada Santuario de la Naturaleza. Cerca están el Club de Polo y el Club de Golf, otras opciones para disfrutar en este particular destino regional.


CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso