MVMEDIOS: INvite - Club de Lectores - Casa ETC. - Nuestro Mar - En Sociales


OPINIÓN

ABRIL/2017

CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso

Otoño

EL CUIDADO DEL ARBOLADO URBANO

“Los árboles son seres vivos, humanizan nuestras ciudades”.

Gabriel Rosenblatt Guelfenbein, Arquitecto Urbanista Paisajista PUC SECPLAC Nogales 2017

El Urbanismo y la Planificación urbana cobran sentido en las ciudades con el cuidado y respeto incluyendo el mundo vegetal como parte integral del diseño del espacio público, otorgando escala, proporción, sombra, oxígeno y belleza. No merecen ser diseñados como retazos y mínimo costo por la gestión inmobiliaria, actuales urbanizadores del territorio. En este sentido las inmobiliarias quedan libres de empobrecer y entorpecer nuestra imagen urbana. Los árboles nos acompañan en nuestros recorridos urbanos, construyendo verdaderas catedrales vivas a lo largo de las avenidas, sin pedir nada a cambio solo agua.

En Chile, las grandes avenidas están asociadas a las entradas de fundos, a delimitación de predios, a cursos de aguas, como las alamedas, todos del mundo agrario. En nuestras ciudades hoy gozamos de ejemplares magníficos de ochenta, cien años y más, que fueron plantados por nuestros antepasados pensando en las futuras generaciones que disfrutarían de su belleza y frescor.
Lamentablemente hoy están muy mal cuidados. Vemos avenidas con sus árboles mutilados; sin políticas medioambientales que resguarden este patrimonio urbano; sin planificación, donde el manejo del arbolado urbano pasa por cortar todo aquel ejemplar que molesta a los cables del tendido eléctrico en vez de de dar capacitaciones directas de manejo, de educación- a los organismos públicos y privados que tienen relación con las áreas verdes- para el cuidado, plantación y elección de las especies adecuadas.

La práctica de riego con camión aljibe que algunos municipios aun mantienen es nefasta, el riego debe ser directo a la taza del árbol, no el gran chorro de la manguera con aspersor al tronco ya que lo pudre y lo contamina con hongos. Con el paso del tiempo son árboles dañados en su interior, que expuestos a fuertes vientos del invierno terminan por caer sobre veredas y casas. La taza de riego del árbol debe tener un ancho similar a la proyección del ancho de la copa de este, y el riego debe ser directo a la taza para alimentar las raíces ayudándolo a crecer de manera sana. En esta época del año el riego debe disminuir.

La poda debe comenzar en otoño- invierno para aprovechar el estado recesivo de las plantas, el personal debe estar capacitado en los distintos tipos de poda -elevación de copa, reducción de copa- dependiendo del tipo de especie y forma de crecimiento del árbol, eliminando solamente sus ramas secas.
Siempre me he preguntado cuál es el origen de la mutilación que sufren en otoño los árboles, producto de las mal llamadas PODAS. Una de las respuestas posibles, es nuestro cercano pasado y presente ligado al campo, donde el mundo vegetal es útil. El árbol es un palo, leña, cerco, entre otras utilidades. En lo urbano las hojas, son en la expresión común de las personas, basura. Otra pregunta que me he hecho muchas veces es porque los pintan blancos, una de las respuestas es que era una manera instaurada en el periodo Colonial, para verlos en la noche y en estado de intemperancia los transeúntes no se golpearan con ellos, esta acción ha perdurado hasta nuestros días.

Hoy tenemos la misión de plantar para nuestras futuras generaciones y mantener con respeto y dignidad nuestros patrimonios arbóreos. Hoy sabemos que la masa arbórea en las ciudades vive un tercio menos que en su ambiente natural, esto implica una permanente renovación. Tenemos los medios tecnológicos para llevar una acción planificada, pero los recursos no se priorizan para este tipo de necesidades. No son temas de importancia para el Estado.

Para plantar con criterio las especies adecuadas en cada lugar se requiere de personas instruidas, paisajistas con experiencia comprobada y sensibilidad para liderar los equipos de servicio Público, Municipales, MOP, encargados de mantener y supuestamente diseñar las áreas verdes de las comunas, estos equipos deben formar parte obligatoria de estos departamentos municipales, empresas de servicios contratados por los Municipios y de otras entidades públicas, SERVIU con la vialidad urbana, MOP que tiene tuición sobre las concesionarias de las carreteras y autopistas del país.
Espero que algún día, el arbolado urbano sea considerado un PATRIMONIO viviente.