MVMEDIOS: Club de Lectores - Casa ETC. - Nuestro Mar


TENDENCIAS

Junio/2017

CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso

Una nueva apuesta urbana

EL ANTIGUO CONCEPTO DE BARRIO MIRADO BAJO EL PRISMA DE LA MODERNIDAD

¿Qué es lo que hacía tan especial la vida del barrio de antaño? Ciertamente era la riqueza que se gestaba en torno a una vida comunitaria, en donde los espacios de encuentro, la sana convivencia y el efecto social que se producía en torno a ello, era su principal atributo. Una postal que, con la llegada de la modernidad, fue lentamente quedando en olvido, sin embargo, hoy tiene una nueva luz de esperanza para que renazca, apostando por una nueva visión de hacer barrio, en pleno centro neurálgico de la modernidad.

Por Marcela Cademartori Gamboa / Fotografías Sofía Musa Muencke
CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso

Pareciera ser que los barrios tienen su ciclo, al igual que la vida humana. Nacen, se convierten en adultos y en algún momento están destinados a morir. Ciertamente esto es lo que ha sucedido con una serie de lugares emblemáticos de diferentes zonas de nuestro país, pero más allá de ello, el efecto de la modernidad, ha matado el concepto de “barrio” en torno al cual muchos de estos se fueron formando.
Comenzó así a apoderarse de las ciudades una mirada urbana un tanto egoísta, en donde se priorizaron los beneficios económicos por sobre los sociales. Fue quizás el principal motivo por el cual la vida de barrio poco a poco fue quedando en el olvido, dejando para muchas personas solo el recuerdo nostálgico de esa sana convivencia que se generaba en espacios como el almacén de la esquina, o en torno a un inocente juego de plaza.
Pero hoy, en pleno siglo XXI, al parecer este recuerdo es el motivo que ha llevado a dar un nuevo impulso a la mirada urbanística que hoy debe primar, en donde sean las voces que emanen de la propia comunidad las que se levanten para ir conformando lo que son los nuevos trazados.

CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso

VALPARAÍSO DESDE OTRA PERSPECTIVA
Un ejemplo de cómo esta dinámica se ha plasmado en la realidad, lo constituye lo que ha sucedido con Inmobiliaria Playa Mansa y su proyecto Altos de Placeres, ubicado en el tradicional Cerro Placeres de Valparaíso, y más específicamente en una zona conocida como Villa Berlín, un sector que comenzó a poblarse a partir de la década del 60.
Como todo barrio tuvo sus años de gloria, pero con el recambio generacional, obviamente fue quedando en el olvido, al igual que aquellos puntos de encuentro para la comunidad.  Ello hasta que la llegada del proyecto de Inmobiliaria Playa Mansa decidiera dar una nueva mirada revitalizadora al sector.
Junto con la construcción de este proyecto, se pretende inyectar una serie de recursos que buscan generar un sinfín de mejoras que permitirán recobrar lo que muchas personas, que aún viven en la villa, recuerdan con nostalgia.
El proyecto apunta a transformarse en un centro de encuentro, rodeado de áreas verdes y puntos de esparcimiento. Para ello se tiene contemplado realizar inversiones orientadas a revivir lo que Helmut Weinreich inició a fines de 1950, cuando los propios pobladores, a través de un sistema de autogestión, generaron una villa equipada para su bienestar.
De esta manera, el proyecto contempla diversas mejoras que significarán un aporte en su calidad de vida, para lo cual se crearán accesos más expeditos para las casas aledañas y el Edificio Bremen; se implementarán mejoras para la Escuela Ciudad de Berlín que existe en el sector; y se arreglarán y crearán nuevos espacios públicos de esparcimiento y recreación en la Casa Comunal, que es dirigido por el Consejo de Administración Villa Berlín, entidad encargada de velar por el barrio.
Todas estas iniciativas surgieron luego de una comunicación directa y profunda sostenida entre la inmobiliaria, a través de la empresa de comunicación y vinculación Zentido Común con residentes del sector, la Cooperativa Hamburgo, el Consejo de Administración (que contempla la Junta de Vecinos, el Club Deportivo y el Centro de Madres), y la Escuela Ciudad de Berlín, desde donde se obtuvo la información de todo el quehacer que suele producirse a diario en la zona involucrada, como así también sus anhelos y requerimientos. A partir de esto, se trazó una planificación estratégica basada en las necesidades reales de sus pobladores, en la cual ellos mismos están decidiendo lo que quieren para su barrio.
Se calcula que alrededor de 500 casas serán las beneficiadas, lo cual se traducirá en una ventaja directa para cerca de 1.500 personas, quienes además verán aumentada su seguridad, puesto que el proyecto se levantará en un sitio eriazo que por años permaneció abandonado.
Todo este plan de inserción en la comunidad se produce a partir del enfoque social que caracteriza a la empresa, sello que también se proyecta en ámbitos como el diseño y la arquitectura que tendrán los futuros edificios, lo cuales fueron concebidos para que dialogaran en perfecta armonía con el entorno.
Así como esta, existen otras iniciativas que buscan potenciar en la misma dirección otros barrios. Tal es el caso de lo que sucede con Inmobiliaria Suroeste Ltda. y el edificio Lillo T,  ubicado en calle Placilla 773, cerro San Juan de Dios.
En este caso, la obra pretende revalorizar el sector a través de una redensificación controlada. Para ello se proyectaron 14 departamentos de un dormitorio de 45 m2 cada uno, orientados a la población flotante que es incentivada por el turismo, las universidades y las actividades culturales de la ciudad.
“En el lugar habían 4 casas de madera en muy mal estado de conservación, por tanto,  este proyecto vino a entregar una nueva mirada al sector”, explica Leonardo Lillo, arquitecto y gestor del proyecto.
Para el profesional, la iniciativa privada es un agente importante en el proceso de renovación urbana, “pero debe ser realizada con criterio crítico y mesura, puesto que Valparaíso es una ciudad frágil y de lento desarrollo. Cualquier obra que se construye, tiene un impacto fuerte en la trama urbana y en las personas, por lo que debemos ser cuidadosos con lo que propongamos”.
Valparaíso es una de las ciudades más importante del país y su estructura urbana es muy atractiva para cualquier arquitecto que quiera desarrollar un proyecto a pequeña escala. Hacer una obra en esta ciudad, por pequeña que esta sea, tiene un impacto fuerte en el lugar donde se emplaza, por ello esta tarea se convierte en un desafío que aporte en lo urbano y lo arquitectónico.
Lo que debe primar hoy es una visión de planificación urbana  más sustentable y armónica en el tiempo, una mirada que hace tiempo habíamos dejado de percibir, pero que comienza a renacer tímidamente de la mano de algunos privados que apuestan por volver a esa vida de barrio de ayer, pero desde el enfoque  de la modernidad.


CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso