MVMEDIOS: Club de Lectores - Casa ETC. - Nuestro Mar


PATRIMONIO

JUNIO/2018

CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso

ASCENSORES DE VALPARAÍSO: ÍCONOS PORTEÑOS

Se inauguraron a inicios del siglo pasado y con hidalguía han cumplido su labor de trasladar a residentes y turistas, desde el plan a los cerros porteños. La invitación es a subirse al Barón, Polanco, Reina Victoria, El Peral y Artillería, admirar las maravillosas vistas y recorrer sus alrededores.

Texto y fotos Maureen Berger H. Agradecimientos www.cabavil.cl Facebook: cabaviltranstour
CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso

Eran 30, existen 18 y 7 están operativos, son los ascensores tipo funicular de Valparaíso, única ciudad en el mundo que mantiene funcionando ascensores de tan larga data. Iniciamos en el ascensor Barón, al que se accede frente al Muelle Barón. “Construido en 1906, fue el primer ascensor que funcionó con motor eléctrico, reemplazando el antiguo sistema de balanzas de agua y perteneció a la Empresa de Transportes Colectivos del Estado ETC”, recalca Lautaro Triviño, investigador porteño.

CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso

Seguimos en el ascensor Polanco, al que se llega por calle Simpson en pleno Barrio El Almendral. Tiene dos estaciones y en la más alta está el puente desde donde se aprecia Valparaíso en plenitud. “Es de 1915 y se diferencia del resto, ya que es vertical y llega a una altura de 80 mts. No se aferra a la ladera del cerro, sino que está antecedido por un túnel de 150 mts.”, dice Hermann Cabezón, de Cabavil Transporte y Turismo.
Continuamos visitando el ascensor Reina Victoria (1902), “su nombre recuerda a la soberana británica que reinó en el siglo XIX y falleció en 1901. Perteneció a la ETC y se dañó con los terremotos de 1971 y 1985, pero fue reconstruido y hoy funciona perfecto”, comenta Lautaro. Se accede en calle Elías, donde se ubica la Casa Cervecera Altamira, ideal para disfrutar su cerveza fresca artesanal, gastronomía, jazz y recorrer el museo. Arriba está el Paseo Dimalow, que permite ingresar a los cerros Concepción y Alegre.
Llegamos al ascensor El Peral (1902), al que se llega desde la plaza de Justicia frente a plaza Sotomayor. “Conserva como pieza de museo la chimenea de su antigua caldera a vapor”. Arriba, aledaña a la estación, existe una galería de arte y está el paseo Yugoslavo del cerro Alegre, con el Museo de Bellas Artes o Palacio Baburizza. En este cerro se encuentra Casa Higueras, en calle Higueras 133, un sofisticado y cálido hotel boutique, que ocupa los cinco niveles originales de la casona, donde se distribuyen 20 habitaciones. Destacan en ellas las tinas con sales de baño artesanales exclusivas y la tranquilidad gracias a su ubicación. Rosana de Oliveira, hotel manager dice “esta casona de los años 20, a través de un respetuoso trabajo de restauración, propone la unión de comodidad moderna con la calidez y elegancia del pasado histórico”. Además de un excelente servicio, cuentan con jardines, piscina, spa, salón de eventos y el premiado Restaurant Maralegre (para 38 personas), donde se disfruta de aperitivo el higo sour o dolce vita y de cena canelón de jaiba, merluza al curry, arroz parmesano, creme brûlée de cítricos y tocino de cielo. www.casahigueras.com
Subimos por el ascensor cerro Artillería o 21 de Mayo, de 1914, al que se accede por la plaza Wheelwright o de la Aduana. “Fue el único que tuvo dos pares de rieles, con sus dos carros y salas de máquinas independientes y hacía transbordo con el tranvía de Playa Ancha”, indica Hermann. Arriba en paseo 21 de Mayo se ubica el Museo Marítimo y está el restaurant Calfulafquen, donde su dueño, Jaime Sáez, tienta con la paila marina, curanto, machas parmesanas, pastel de loco, vaina y pisco sour. Disfrutando estos exquisitos sabores finaliza esta ruta patrimonial.


CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso