MVMEDIOS: Club de Lectores - Casa ETC. - Nuestro Mar


PATRIMONIO

/Octubre 2018

CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso

Cerro Bellavista

Arte, poesía y potencial turístico

*Su nombre se debe precisamente a las hermosas vistas que se abren desde él, que se suman a las diversas bondades que ofrece este cerro, como el Museo a Cielo Abierto, La Sebastiana, el ya operativo ascensor Espíritu Santo, rica gastronomía y un cariñoso servicio hotelero.

Texto Maureen Berger Hidalgo / Fotografías Sofía Musa Muencke
CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso

Situado en el sector central de la cadena de cerros porteños, debe su nombre a la maravillosa vista que desde él se tiene de la bahía de Valparaíso. El cerro Bellavista está limitado por dos quebradas, que fueron convertidas en calles para acceder a él. La antigua quebrada del Circo es hoy la subida Ricardo H. de Ferrari, bautizada así en honor a la labor hecha por el regidor del mismo nombre. Y la calle Yerbas Buenas recuerda la batalla librada el 25 de abril de 1813 durante la guerra por la Independencia.

CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso

Nosotros optamos por acceder subiendo al ascensor Espíritu Santo, inaugurado en 1911, que acaba de ser restaurado.  Avanzamos hacia un imperdible en esta ruta: el Museo a Cielo Abierto de Valparaíso, con 20 murales de reconocidos artistas distribuidos en la subida Ferrari, calle Rudolph, paseo Guimera y escaleras Pasteur. Existen obras de Mario Carreño, Gracia Barrios, Roberto Matta, Mario Toral, Nemesio Antúnez, José Balmes, entre otros.

Llegando a Héctor Calvo 338, nos espera Patricia Alcaíno dueña del Hostal Destino Bellavista, con un hermoso mural, 8 habitaciones y un luminoso comedor para desayunar apreciando los cerros de Valparaíso.  “El hostal se caracteriza por dedicar un espacio a la mujer chilena, como Gabriela Mistral, Isabel Allende o Margot Loyola, que dan nombre a las habitaciones”, dice Paty, quien además es nuestra guía en toda esta ruta.

A pasos, en Héctor Calvo 729 se encuentra el Museo Organológico, con más de milinstrumentos étnicos, colección de Fernando Ramírez. Y hacia arriba, en la subida Ferrari, estáLa Sebastiana, la famosa casa del poeta Pablo Neruda. “Fue inaugurada en 1961 y en ella se conservan colecciones de mapas antiguos, de marinas y otras pinturas, reliquias del puerto, piezas curiosas como cajas de música y un viejo caballo de tiovivo tallado en madera”. La tarde avanza y es hora de hacer un alto para tomar un café, lo hacemos en Poesía y Sabor para probar la torta de hoja, manjar, nuez y alcayota receta de la dueña, Ana Salgado.

Nos dirigimos a la parroquia Nuestra Señora del Carmen o iglesia de los Carmelitas, construida en 1931, con estilo neogótico. Además, desde el Bellavista extiende sus brazos el Cristo Redentor, inaugurado en 1904. De paso, nos tentamos a comprar un retablo porteño en la Tienda Donde La Lula de Helga Tozt. Y admiramos la Ruta de los Murales de artistas locales y emergentes, con obras de Maida K y Giova entre otros, en Héctor Calvo y Bernardo Ramos.

Ya es de noche y antes de ir a descansar en el hostal, nos esperan en Terraza Lamar Restaurant,

en el Pasaje Rudolph 112. De su variada carta destacan la empanada de pino y las papas bravas con romero, tomillo, merkén y queso, con pollo o carne. Conversando con su dueño, Javier Martínez, cerramos esta ruta patrimonial, que una vez más nos lleva a comprobar que Valparaíso es mágico y sorprende en todos sus cerros, en el plan y en cada rincón.


CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso