MVMEDIOS: INvite - Club de Lectores - Casa ETC. - Nuestro Mar - En Sociales


DISEÑO

ABRIL/2017

CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso

Esculturas en cerámica gres y porcelana:

ARTE CON SELLO FEMENINO

Zapatos de tacón alto, las “marías” y sus “mujeres” -que representan distintas características e historias propias del género- forman parte del trabajo y obra de una artista que en cada una de ellas transmite su propia delicadeza y femineidad.

Por Valeska Silva Pohl / fotografías Sofía Musa Muencke
CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso

En el sector oriente de Santiago llegamos hasta el departamento y taller de la pintora y escultora Erna Pohl, que nos recibe una mañana fría y oscura, tras varios días de calor intenso. El lugar está lleno de obras y trabajos de la artista, que se caracteriza por su hablar pausado y acogedor.
Erna nos comenta que ha dedicado gran parte de su vida a la pintura. Sin embargo, hace más de cinco años que descubrió otro arte que también la cautivó y que desde entonces la apasiona, la escultura. Y es en ésta que la artista destaca por un sello personal y muy femenino. Las “Marías”; sus diferentes “Mujeres” –que corresponden la cabezas de mujeres cada una con una particular característica- y los zapatos (siempre de taco alto) son muestra de ello.

CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso

De profesión constructor civil, Erna inició su carrera artística hace más de 25 años. Actualmente está radicada en Santiago, pero nació y creció en el sur, y la mayor parte de su vida la pasó en la capital de la Novena Región, Temuco. Allí, en la Universidad Católica de Temuco estudió Pintura. Desde entonces nunca dejó el arte. Nos comenta que toma cada taller y clase que puede, “siempre con los mejores maestros”. Ella misma también realiza clases de pintura en óleo, acrílico y acuarela y enseñar es algo que la hace muy feliz y que “disfruta muchísimo”.
“Siempre estoy investigando, estudiando, aprendiendo, enseñando… voy a todos los talleres y seminarios. Constantemente estoy trabajando por aprender más, de hecho ahora mismo estoy comenzando dos cursos que me tienen muy entusiasmada”, sostiene Erna.

Nos cuenta que al poco tiempo de fascinarse por la escultura, su padre le regaló el horno en el que trabaja “y desde ese momento para mí se abrió otro mundo… porque me permite hacer muchas cosas”. Es una agradecida de su trabajo. “Afortunadamente trabajo en algo que me encanta y que además me ha permitido vivir”. Además de las clases de pintura, fundamentalmente entrega sus esculturas en diferentes tiendas y a decoradores, quienes suelen encargarle sus trabajos.

Los elementos que utiliza para realizar sus esculturas son cerámica gres y porcelana. “Todo es moldeado a mano… luego viene el proceso de secado que es lento, especialmente durante la época invernal”. Nos cuenta que puede llegar a tardarse un mes en secar, lo que en verano puede estar listo en solo 3 o 4 días.

Es evidente que su tema es lo femenino. “Mi tema son las mujeres… y tiene que ver mucho con la ilustración, cuando muestras a una persona triste, a una persona alegre… Me di cuenta que uno puede ilustrar a las personas y mis mujeres son súper divertidas. Y claro, forman parte de mí… por ejemplo está la Cabeza de Pollo (que se parece a mí porque yo soy muy olvidadiza) indica y sonríe… también está La Nadadora… otra es la que se le vino la casa encima (que es cuando uno no da más y siente que va a explotar); la Cabeza de Pescado, que es la que habla puras ‘cabezas de pescado’; otras tienen antifaz, que son las que andan escondidas … todas tienen una característica, un nombre y una historia, que es lo que representan”.
Otra de sus propuestas son las Marías: “También las realizo mucho. Son muy lindas y gustan mucho. Se llaman así, Marías… tienen mucha ternura porque las realizo a partir de diferentes imágenes y fotografías de mamás con sus hijos. Sus delantales son característicos, sus colores y el detalle de cómo tiene en brazos a su hijo”.

En conjunto y paralelo a sus “mujeres”, se dedicó a realizar los zapatos, otros de sus trabajos favoritos de sus clientes. “Los zapatos también tienen su historia. Tienen que ver con el ser ‘mina’, con que yo no puedo usar ese tipo de zapatos… con tacón alto, entonces los empecé a realizar así, bien estilosos, femeninos, lindos y de taco muy alto”. Erna también se dedica a la realización de distintos objetos y elementos utilitarios entre los que se encentran tazas, pocillos, ollas… “ellos me entretienen mucho y me han ayudado en este proceso de aprendizaje constante”, concluye la artista.
Instagram almacenartepohl


CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso CASA etc >> El Mercurio de Valparaíso